Aplicación ONLEAN KAIZEN

Digitaliza tu proceso de mejora y moviliza tu organización hacia la sociedad 4.0

Aplicación ONLEAN KAIZEN

Digitaliza tu proceso de mejora y moviliza tu organización hacia la sociedad 4.0

Empresas de éxito que confían en ONLEAN

Beneficios

Empoderamiento

Empoderamiento

Junta las ideas de todos, ponlas en movimiento y haz que sean visibles gracias a nuestra app

Validación instantánea

Validación instantánea

Consigue que se pongan en marcha las ideas nada más ser creadas, que se validen de inmediato y que sean conectadas con acciones de todo el equipo

Notificaciones

Notificaciones

Cierra las acciones y logra reportar los resultados a los autores de la idea para que se constaten los beneficios

Aplicación ONLEAN KAIZEN

Facilidad del registro

Las ideas pueden surgir en momentos inesperados, por eso es importante registrarlas. Haz una fotografía y añade un texto explicativo desde un móvil o una tablet. De ese modo, todos podrán ver las ideas al instante.

Las ideas pueden surgir en momentos inesperados, por eso es importante registrarlas. Haz una fotografía y añade un texto explicativo desde un móvil o una tablet.
Ahora que tu idea es pública, todas las personas del equipo podrán analizarla y validarla.
Tratamiento y acciones

Ahora que tu idea es pública, todas las personas del equipo podrán analizarla y validarla. También podrán buscar los recursos y asignar acciones con responsables y plazos. En tan poco tiempo, todo el equipo ya se ha puesto en marcha.

Puesta en marcha

Al haber distribuido las acciones, todos pueden ver cómo se está desarrollando cada una de ellas, cuáles se han terminado y cuáles requieren ayuda para ser finalizadas. La evolución ahora es mucho más palpable y puedes intervenir de forma directa en todo el proceso.

Puesta en marcha
Termina las acciones y haz realidad tu idea sin la necesidad de papeles, de mails ni de trabajo de oficina delante del ordenador.
La meta

Termina las acciones y haz realidad tu idea sin la necesidad de papeles, de mails ni de trabajo de oficina delante del ordenador. Todo ello aportando valor por cada minuto de trabajo realizado.

¡La sensación al llegar a la meta no tiene precio!